Demuestran la utilidad de la pancromoendoscopia con biopsias dirigidas para la vigilancia de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal de larga evolución

De izquierda a derecha, Maria Pellisé y Sabela Carballal, coordinadora y primera firmante del artículo.
viernes, 11 de noviembre de 2016

Un estudio multicéntrico español dirigido por la Dra. Maria Pellisé, investigadora del CIBEREHD en el Hospital Clínic de Barcelona, ha demostrado por primera vez a nivel mundial la utilidad de la estrategia de pancromoendoscopia con biopsias dirigidas para la vigilancia de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) de larga evolución fuera de ensayos clínicos. La primera firmante de este artículo publicado en Gut es la investigadora pre-doctoral Sabela Carballal, perteneciente al mismo grupo de investigación.

Los pacientes con EII presentan un riesgo aumentado de presentar cáncer colorrectal (CCR) y se benefician de la realización de vigilancia con colonoscopias periódicas encaminadas a detectar y resecar las lesiones precursoras del cáncer (displasia). De forma clásica, como la displasia suele ser multicéntrica, sútil, plana y difícil de identificar con colonoscopia convencional, las guías clínicas recomendaban realizar más de 50 biopsias aleatorias a lo largo de todo el colon para poder prevenir de forma adecuada el CCR.

En la última década, varios ensayos clínicos bien diseñados realizados en centros académicos demostraron que la obtención de biopsias guiadas por pancromoendoscopia (aplicación de colorantes sobre la mucosa colónica) era una estrategía más eficaz que la clásica estrategia de toma de biopsias aleatorias. A pesar de la evidencia científica, la implementación de esta estategía en la práctica clínica habitual ha sido muy deficiente. En 2015, se publicaron las guías internacionales SCENIC que reforzaban el concepto de que la pancromoendoscopia debía ser la técnica de elección para la vigilancia de estos pacientes aunque ponía de manifiesto también que no se sabía su verdadera eficacia en un mundo real, fuera de ensayos clínicos, ni cual era la curva de aprendizaje necesaria para poder aplicarla de forma eficiente.

En el estudio dirigido por la Dra. Pellisé, han participado 15 hospitales españoles de diferente nivel asistencial (académicos, terciarios y comarcales) con endoscopistas con diferente nivel de experiencia en cromoendoscopia. Esto ha permitido demostrar que la pancromoendoscopia con biopsias dirigidas es la estrategía más eficiente, en la vida real, y de forma independiente a la experiencia previa en cromoendoscopia del endoscopista. En el estudio también se muestra que gracias al diagnóstico óptico basado en el aspecto de las lesiones es posible discriminar las lesiones sospechosas de displasia de las lesiones no neoplásicas. Los resultados de este trabajo van a favorecer la implementación de esta estrategia a nivel general y así mejorar la prevención del CCR en los pacientes con EII de larga evolución.

En esta investigación, ha participado también Elena Ricart, investigadora del CIBEREHD en el IDIBAPS de Barcelona.

Artículo de referencia

Real-life chromoendoscopy for neoplasia detection and characterisation in long-standing IBD.Carballal S, Maisterra S, López-Serrano A, Gimeno-García AZ, Vera MI, Marín-Garbriel JC, Díaz-Tasende J, Márquez L, Álvarez MA, Hernández L, De Castro L, Gordillo J, Puig I, Vega P, Bustamante-Balén M, Acevedo J, Peñas B, López-Cerón M, Ricart E, Cuatrecasas M, Jimeno M, Pellisé M; EndoCAR group of the Spanish Gastroenterological Association and Spanish Digestive Endoscopy Society. Gut. 2016 Sep 9. doi: 10.1136/gutjnl-2016-312332.