Bruno Sangro, nuevo presidente de la Asociación Internacional de Cáncer de Hígado

A la dcha., Bruno Sangro durante la conferencia de la Asociación Internacional de Cáncer de Hígado (ILCA) 2019 en la que se le nombró presidente. (Cedida ILCA).
Clínica de Navarra | miércoles, 25 de septiembre de 2019

Impulsar la formación e información de los especialistas en cáncer de hígado, en las disciplinas de Hepatología, Oncología u otras especialidades, e integrar la voz de los pacientes en las actividades de la Asociación Internacional para el Cáncer de Hígado (ILCA por sus siglas en inglés) son dos de los principales retos de su nuevo presidente, Bruno Sangro.

El Dr. Sangro es el director de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra y  coordinador del Programa de Oncología del CIBEREHD. Además desde el pasado sábado 21 de septiembre es también el presidente de la ILCA para los dos próximos años.

Coeditor de la revista científica Journal of Hepatology, el Dr. Sangro centra su dedicación preferencial en el estudio y tratamiento de los tumores del área hepática y biliar. Y Coordinador del Área de Aparato Digestivo y Metabolismo del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA).

Un millar de especialistas

El traspaso de poderes se produjo el pasado fin de semana en el seno de la 13 asamblea anual de la International Liver Cancer Association celebrada en Chicago. A la reunión científica, que comenzó el jueves 19 y se clausuró el domingo 22, acudieron un millar de especialistas de las diferentes disciplinas médicas implicadas en el diagnóstico y tratamiento del cáncer hepático. Se trata de un foro internacional multidisciplinario para especialistas en cáncer de hígado en torno a las últimas innovaciones en investigación y atención.

El Dr. Sangro destaca la importancia de la Asociación, única en su especie debido a ese carácter multidisciplinar, ya que integra tanto a hepatólogos como a oncólogos médicos e investigadores básicos y traslacionales de todo el mundo, además de a cirujanos, radiólogos, patólogos, y otros especialistas. La creciente incidencia de los tumores hepáticos más frecuentes, el hepatocarcinoma y el colangiocarcinoma, hace cada vez más más importante el trabajo de la ILCA en mejorar la educación médica, la investigación y la asistencia a los pacientes con cáncer de hígado.

Entre las cuestiones que pondrá en marcha el nuevo presidente de la ILCA figura también el aumento de los servicios de formación e información que reciben los socios. La integración de los especialistas más jóvenes en el gobierno de la institución será otro de los objetivos prioritarios del director de Hepatología de la Clínica, además de impulsar su participación en todos los eventos de la Asociación, como por ejemplo la próxima escuela taller sobre cáncer hepático que se desarrollará a mediados de noviembre en Hong Kong.