Un fármaco experimental muestra signos de actividad antitumoral y buen perfil de seguridad en pacientes con cáncer hepático

María Reig durante la presentación del estudio en el 34º Simposio EORTC-NCI-AACR
Hospital Clínic de Barcelona | lunes, 31 de octubre de 2022

Investigadores del Clínic-IDIBAPS y del CIBEREHD han presentado los resultados de un estudio de fase I/II que demuestran que un nuevo tratamiento permite inhibir una enzima que juega un papel crucial en la división celular y el crecimiento tumoral en cáncer hepático.

Es el primer estudio realizado con este fármaco que incluye solo pacientes con cáncer de hígado y ha mostrado signos de actividad anticancerígena con efectos secundarios manejables en pacientes en los que habían fallado hasta a tres líneas de tratamiento previas.

Los resultados del estudio los ha presentado María Reig, jefa de la Unidad de Oncología hepática del Clínic Barcelona-IDIBAPS (BCLC) y jefa de grupo del CIBEREHD en el 34º Simposio EORTC-NCI-AACR sobre dianas moleculares y terapéutica del cáncer celebrado en Barcelona.

El cáncer primario de hígado es el sexto cáncer más común y una de las principales causas de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo. Aunque están disponibles nuevas opciones de tratamiento, el pronóstico de los pacientes cáncer de hígado avanzado que no responden a la inmunoterapia siguen siendo complicado. Desde la Unidad de Oncologia hepática, nuestro objetivo es encontrar nuevos tratamientos para nuestros pacientes, explica María Reig.

El fármaco, denominado NMS-01940153E, es un inhibidor muy potente y selectivo de la enzima Monopolar Spindle 1 (MPS1), que se sobreexpresa en varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de hígado. MPS1 desempeña un papel fundamental en la regulación de los procesos implicados en la división y el crecimiento celular y, su inhibición permitiría controlar el cáncer.

En los estudios preclínicos NMS-01940153E fue muy eficaz en controlar de la proliferación de células cancerosas, tanto por sí solo como en combinación con otros medicamentos contra el cáncer. El estudio presentado por la Dra. Reig es el primero que muestra su acción sobre líneas celulares de cáncer hepático y demostró que estas células son muy sensibles a NMS-01940153E.

En un ensayo fase I/II denominado MPS-153-001, se administró NMS-01940153E por vía intravenosa a 12 pacientes con cáncer de hígado los días 1, 8 y 15 cada cuatro semanas en dosis crecientes a partir de 100 mg por metro de superficie corporal por semana (100 mg/m2/semana). Todos los pacientes habían recibido hasta tres tratamientos previos contra el cáncer que no habían funcionado en el momento de entrar en el ensayo.

En agosto de 2022, dos pacientes seguían en tratamiento, nueve habían discontinuado por progresión de su enfermedad y uno por efectos adversos. El cáncer se redujo en un 30 % (una respuesta parcial) en dos pacientes y otros tres lograron control de su enfermedad (estabilidad). “Este tipo de respuesta en pacientes que han fallado a tres tratamiento sistémicos previos es totalmente inédita y por lo tanto muy alentadora, y aunque estamos en fases muy precoces de la investigación, creemos que hay una señal interesante”, explica María Reig.

La Dra. Reig explica que, “cuando se aumentaron las dosis de 100 a 135 mg/m2/semana, dos pacientes experimentaron neutropenia (recuento reducido de glóbulos blancos) con sepsis o infección del tracto urinario a la dosis de 135 mg/m2/semana, consideramos que estos efectos secundarios fueron lo suficientemente graves como para detener un aumento de la dosis”. Otros efectos secundarios incluyeron orina de color anormal (cromaturia), recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia), anemia, debilidad, diarrea y reacción en el lugar de la inyección, pero no hubo muerte relacionada con el fármaco.

La neutropenia fue el principal efecto secundario adverso, pero siempre fue rápidamente reversible y, en su mayoría, se manejó con observación y reducciones de dosis por parte de los médicos tratantes”, señala la Dra. Reig.

Este es un estudio pequeño, por lo que los resultados deberán mostrarse en estudios más grandes. La fortaleza del estudio es que el efecto de NMS-01940153E parece ser realista, debido a la historia de fracasos del tratamiento previo en estos pacientes y el patrón temprano de respuesta que observamos. Por tanto, estos resultados sugieren que NMS-01940153E debería seguir estudiándose en cáncer de hígado. Actualmente estamos evaluado su actividad en pacientes en els que la inmunoterapia no funciona”, explica la Dra. Reig, que añade que, “teniendo en cuenta que hasta 75% de los pacientes podría no responder a la Inmunoterapia, el ensayo de fase II, que comenzó en agosto de 2022 y se espera que continúe hasta 2024 en centros de España e Italia, aporta esperanza. Si la señal se confirma en pacientes que reciben en tratamiento tras el fracaso a la inmunoterapia, ayudará a muchos pacientes en un corto-medio plazo”.

Este estudio combina avances a nivel del pre-clínico como clínico, y es el reflejo del trabajo multidisciplinar entre academia e industria (ENA2022_MPS1 Project_Final). “Sin lugar a dudas, este fármaco funciona de una manera muy diferente a las opciones disponibles para tratar el cáncer de hígado actualmente. Por lo tanto, una vez más el Hospital Clinic-IDIBAPS- BCLC es vanguardista en este campo y trabaja para ofrecer nuevas opciones de tratamiento a nuestros pacientes”, concluye la Dra. Reig.