Proponen el silenciamiento de una enzima como nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento del hígado graso no alcohólico

Grupo del CIBEREHD en el CIC bioGUNE
CIC bioGUNE | martes, 3 de marzo de 2020

Un estudio liderado por Teresa Cardoso Delgado y Malu Martínez Chantar, investigadora del CIC bioGUNE  en el CIBEREHD -miembro del Basque Research & Technology Alliance, BRTA-, ha demostrado que la enzima hepática glutaminasa 1 (GLS1) está aumentada en la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Por tanto, su silenciamiento supone un enfoque terapéutico potencial para el tratamiento de la misma.

La investigación, publicada en la revista Cell Metabolism, demuestra que, en el transcurso de la enfermedad del hígado graso no alcohólico, ocurre una reprogramación del metabolismo en el que se altera el catabolismo hepático del aminoácido glutamina. En estas condiciones, se incrementa la producción de la enzima hepática glutaminasa 1 (GLS1), lo que promueve la utilización de glutamina para alimentar la demanda energética de la célula.

“Es importante destacar que se ha conseguido reducir la acumulación de grasa e inflamación en el hígado sin efectos adversos al silenciar esta enzima en el hígado, usando modelos preclínicos de esteatohepatitis no alcohólica inducida por la dieta,” explica la doctora Malu Martínez-Chantar.

Los mecanismos subyacentes a este efecto beneficioso del silenciamiento de la enzima GLS1 se han explorado a fondo en este estudio, cuyo primer autor es Jorge Simón. En resumen, se propone el silenciamiento de la enzima hepática glutaminasa 1 (GLS1) como un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento de la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Esta enfermedad es un trastorno muy común que comprende un grupo de afecciones que comparten como característica común la acumulación de grasa en el hígado. La enfermedad varía desde la esteatosis simple hasta la esteatohepatitis no alcohólica, caracterizada por inflamación y fibrosis hepática, y que puede evolucionar hacia la fibrosis avanzada y la cirrosis.

Más de mil millones de personas afectadas en todo el mundo

La obesidad es una pandemia que supone un factor de riesgo para la enfermedad del hígado graso no alcohólico. La prevalencia global de esta enfermedad se estima alrededor del 25%, con más de mil millones de personas afectadas en todo el mundo. Los pacientes con la enfermedad del hígado graso no alcohólico tienen un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad relacionadas con el hígado, así como de comorbilidades metabólicas, como son el cáncer de hígado, el segundo tipo de cáncer más mortal y la enfermedad cardiovascular, la principal causa de muerte en todo el mundo.

A pesar de los números alarmantes asociados con la patología de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y la gran cantidad de terapias emergentes que se están evaluando actualmente en ensayos clínicos, todavía no existe una farmacoterapia aprobada para su tratamiento clínico.

Este trabajo es fruto de una colaboración interdisciplinaria dirigida por la Dra. Malu Martínez-Chantar, que dirige el Laboratorio de Liver Disease del CIC bioGUNE y es jefa de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD), en la que han colaborado otros grupos de investigación: la Plataforma de Metabolómica del CIC bioGUNE (CIBEREHD), el laboratorio de Precision Medicine and Metabolism en CIC bioGUNE (CIBEREHD), el Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina y Enfermería (UPV/EHU), la empresa de biotecnología OWL Metabolomics y el Departamento de Fisiología de la Universidad de Santiago de Compostela, CIMUS (CIBEROBN).

Además, en el trabajo han participado colaboradores internacionales, como el Departamento de Gastroenterología de la Universidad de Módena (Italia) y la División de Enfermedades Digestivas y del Hígado, Departamento de Medicina, Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles (Estados Unidos), junto a centros hospitalarios españoles, como la Unidad para el Manejo Clínico de Enfermedades Digestivas del Hospital Universitario Virgen del Rocío y el Departamento de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, ambos miembros del CIBEREHD.

Para poder llevar a cabo la investigación ha sido fundamental el apoyo financiero proporcionado principalmente por el Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, la Fundación BBVA, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y finalmente, todas las personas que participaron en la Campaña de crowdfunding # Bermeotunacontraelcáncer organizada por la AECC Bizkaia, así como los pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico y profesionales de la salud que participaron en este estudio.