Confirman que pacientes con función hepática muy deteriorada y hemorragia por varices deben recibir un TIPS precoz

Virginia Hernández Gea y Juan Carlos García Pagán, investigadores del CIBEREHD en el Hospital Clínic
CIBEREHD | jueves, 30 de agosto de 2018

Un reciente estudio internacional publicado en la revista Hepatology y coordinado por Juan Carlos García Pagán, investigador principal del  CIBEREHD en el Hospital Clínic de Barcelona, confirma en una amplia serie de pacientes que aquellos que tienen una función hepática muy deteriorada y hemorragia por varices deben recibir como tratamiento un TIPS (derivación transyugular intrahepática portosistémica) preventivo.

La hemorragia por varices (HV) es la complicación más severa de la hipertensión portal y a pesar de las mejorías en el manejo de la misma todavía presenta un mortalidad elevada. Esto es especialmente cierto para determinados grupos de riesgo en los que la probabilidad de fracaso terapéutico supera el 50%. Los pacientes con función hepática muy deteriorada (Child C) y aquellos con deterioro moderado de la misma (Child B) asociado a la presencia de hemorragia activa en el momento la primera endoscopia selecciona de forma adecuada a los pacientes con una mayor riesgo de que los tratamientos hasta ahora estándares fracasen.

"A pesar de que estudios anteriores liderados por nuestro grupo demostraron que la identificación de estos pacientes y la colocación de forma precoz de un stent intrahepatico de derivación portosistemica (TIPS) mejora la supervivencia, esta estrategia no ha sido implementada de forma rutinaria en la práctica clínica", afirma Virginia Hernández Gea, primera firmante del estudio.

Este estudio valida en una serie amplia de pacientes en todo el mundo el beneficio de la colocación de un TIPS precoz, durante las primeras 72 horas del episodio de HV antes de que se produzca el fracaso terapéutico. Los pacientes de alto riesgo (Child C y Child B con hemorragia activa) que reciben TIPS de forma precoz tienen una menor tasa de recidiva hemorrágica durante el año siguiente a la HV y de otras complicaciones de la hipertensión portal como la ascitis. Además el TIPS precoz no aumenta el riesgo de padecer encefalopatía hepática, una de las complicaciones más temidas cuando el TIPS se coloca en situaciones de hemorragia refractaria o masiva. Además en los pacientes con mayor deterioro de la función hepática (Child C) esta estrategia aumenta de forma significativa la supervivencia.

Este estudio multicéntrico, internacional confirma en una amplia serie de pacientes que los pacientes con Child C y HV deben recibir como tratamiento un TIPS preventivo, idealmente en las primeras 24-72 horas de su ingreso en el hospital ya que ello mejora claramente su supervivencia y que por ello deben instaurarse las medidas necesarias que permitan su aplicación generalizada.  En pacientes Child B con sangrado activo debido al mejor control de las complicaciones de la hipertensión portal sin efectos secundarios destacables el TIPS preventivo también debe ser considerado una buena alternativa de tratamiento.

La técnica TIPS consiste en la creación -usando técnicas de radiología vascular intervencionista- de una comunicación artificial entre la vena porta y la vena cava a través del parénquima hepático durante el cateterismo de las venas suprahepáticas. La comunicación creada se recubre con una prótesis de malla metálica (stent) cubierta con un material inerte para evitar su oclusión. Este procedimiento se realiza mediante control radiológico y ecográfico sin requerir anestesia general o cirugía mayor

Referencia del estudio

Preemptive-TIPS improves outcome in high-risk variceal bleeding: An observational study

Hepatology. 2018 Jul 16. doi: 10.1002/hep.30182