CIBEREHD colabora en un proyecto premiado sobre las diferencias de género en la enfermedad de hígado graso no alcohólico

Marina Berenguer, investigadora del CIBEREHD en el Hospital Universitario La Fe
CIBER | martes, 3 de diciembre de 2019

El trabajo “Detección y caracterización de las diferencias de género en la enfermedad del hígado graso no alcohólico desde una aproximación ómica” , que ha contado con la colaboración de Marina Berenguer, investigadora del CIBEREHD y responsable del grupo de Hepatología y Trasplante Hepático del Instituto de Investigación Sanitario La Fe (IIS La Fe), ha resultado ganador del Concurso Científico-Técnico para jóvenes investigadores e investigadoras de la Junta Municipal de Russafa 2019.

El estudio - por el que ha sido premiado José Francisco Català Senent del Centro de  Investigación Príncipe  Felipe (CIPF) y que ha contado con la autorización de Francisco García y Marta R. Hidalgo del CIPF- investiga las bases moleculares afectadas de forma diferencial entre hombres y mujeres en el avance de la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD), con el objetivo de abrir la puerta a tratamientos más personalizados de la enfermedad.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico abarca un espectro de alteraciones hepáticas de diferente gravedad. “La prevalencia de esta patología se ha disparado en los últimos años y se estima que afecta, de forma general, al 25% de la población mundial”, señala Francisco García, uno de los dos tutores del trabajo. Sin embargo, tanto la distribución como el avance de la enfermedad es diferente entre hombres y mujeres. “Estas diferencias tienen una gran importancia clı́nica, ya que las complicaciones para el paciente aumentan drásticamente conforme avanza la misma”, añade García.

Diferencias de sexo y género en salud

Los indicadores clínicos y epidemiológicos muestran una gran cantidad de enfermedades y escenarios de salud donde se detectan diferencias de sexo y género, pero las causas subyacentes de estos cambios aún se desconocen. La detección y comprensión de estas causas biológicas, clínicas y psicosociales nos permitiría ser más precisos en el diagnóstico y en la selección personalizada de tratamientos para cada grupo de pacientes.

Mediante  el abordaje computacional de grandes volúmenes de datos ómicos,  interrogamos a todos los estudios de una determinada patología, para conocer qué mecanismos moleculares producen una prevalencia, desarrollo o severidad distinta entre hombres y mujeres.  El metaanálisis de estos resultados proporciona una información relevante y directa, de gran utilidad en la investigación biomédica aplicada y en el desarrollo de una medicina personalizada con perspectiva de sexo/género.